Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Hijxs de

Nos creímos que existe una meta.
Aceptamos las piedras del camino,
llenándonos de ellas los bolsillos
para ver quién aguantaba más
como si fuera una estúpida competición impuesta por el Estado.
Veníamos de los noventa
con la vista en carreras universitarias,
Boomers de fresa
y un Wannabe feliz de fondo que sonaba:
te digo lo que quiero, lo que realmente quiero
que yo quería ser alguien.
De la basura que dejaron otros sin sacar,
de las promesas de una vida digna,
de números y notas que determinan nuestra valía,
de tomar libros, vomitar datos,
de ninis hace dos años,
de señores escribiendo sobre lo penosxs que somos lxs millennials,
de que da más vergüenza un tweet que robar de nuestros bolsillos.
Somos hijos de la crisis.




Entradas más recientes

Sólo una noche

Sangre y agua

El precio de una bala

Como dando un volantazo