Lo que un chico me confesó borracho (I)

Necesito tu inestabilidad en mi vida
porque te miro y me veo de frente.
El desorden y la buena suerte,
provocándole al cielo la envidia
de no poder mirarte desde abajo.

Te quiero
tuya
deshaciendo el futuro con las manos
escribiéndome cartas con la lengua
tuya
de tus precipicios
de tus huracanes
de tus principios
de tus oleajes.

Ni siquiera te conozco, pero eres el desequilibrio que necesito.


Entradas populares