Aún dueles

Tú golpe dejó una herida que nunca termina de cicatrizar. Inesperado y doloroso. 
Dejarás de dolerme cuando decidas sincerarte contigo mismo y después conmigo. Si has tenido cojones de enamorarte, demuéstralo. 

Entradas populares