Inútil por intentarlo.

Uno de los peores sentimientos que puede apoderarse de ti es el de saber que te has esforzado mucho, que lo has dado todo por alguien, y no recibes nada a cambio. Ni unas simples palabras de ánimo. Ni la aprobación de esa persona. Nada. Y eso es lo que tú sientes. Que nada vale la pena. Nada tiene sentido si vas a seguir esforzándote tú solo sin que nadie te anime ni te reconozca tus méritos. Pero claro, equivócate. Comete un solo error y todos te echarán en cara lo inútil que eres. 
Y a pesar de esto, lo intento. Aunque sea yo la que tenga que sacar fuerzas de mí misma cuando estoy débil y todo se vuelve gris.


Entradas populares