Vida.

Camino sola. El camino no es nada fácil de superar, hay muchos obstáculos en él y es muy largo. Demasiado. No sé cuántos años terminaré en cruzarlo. 
Camino sola. Aunque ahora mismo vaya sola, en otros momentos del viaje me ha acompañado gente. Me han ayudado y les he ayudado. Un trueque improvisado. Pero sólo han durado unos cuantos años en el camino. Mi compañía no les gusta, y yo me acabo cansando de la suya. Al final, tal y como se han unido a mí, se alejan.
Sin embargo, hay quienes han preferido emprender su camino en uno paralelo al mío. Les gusta ver cómo, poco a poco, doy un paso más hacia mi meta, la cual aún desconozco. Y están ahí, en ese camino paralelo al mío. Siempre.
Camino sola. Mantengo mis pensamientos en otro lugar, en otros tiempos. Antes no me cansaba tanto al andar. Ahora todo se ha vuelto cuesta arriba, pero a pesar de ello, quiero terminar el camino.

Entradas populares