Un cambio no siempre supone algo malo. De hecho, un cambio puede llegar a ser algo necesario en un momento determinado de tu vida.
Llevas años arrastrando una aburrida monotonía que te entorpece. Supone un obstáculo para abrirte a nuevas experiencias, conocer otros mundos. Y no quieres abandonar esta rutina, pues no tienes a otra cosa que aferrarte. Y créeme, si cambias, los que siempre han estado a tu lado a pesar de las circunstancias, permanecerán. Los que enfoquen tu decisión como algo negativo, se joderán.


Entradas populares