Una vez había estado enamorado; de eso estaba seguro. Sólo una vez, una única vez, hacía mucho tiempo. Y aquella experiencia lo había marcado para siempre. El amor perfecto deja huella y el suyo había sido perfecto.

El diario de Noah

Entradas populares