Perdido en la calle

Por tus guiños, tus manías y tu forma de mirar. Por los sitios que nos vieron, por los días que vendrán. Por tus noches en mis manos, porque ya te tengo aquí; eso es mucho más de lo que yo jamás podía pedir.

Entradas populares