Culpables

Es más fácil culpar a alguien que reconocerse gilipollas.

Que no, que quien anula tus principios,
te cree loca por todo menos por él,
en lugar de pedir perdón, huye,
no tiene los huevos de enfrentarse a sus problemas, pero sí ganas de meterte en ellos,
más que sonrisas, te hace llorar,
más que sueños, produce nuevos miedos,
más que violencia, te hostia con su ignorancia,
que quien te destruye de esa forma
te quiere mediocre
sin voz
y
mal.

Lo reconozco, soy gilipollas por tu culpa.

Entradas populares