Aniversarios

Creo que eran las 21:00 de un año.

Hoy te eché de menos (y no uso el pretérito imperfecto porque en este momento ya he acabado la acción). Pero no me malinterpretes. 
He recurrido a mi propia ausencia, la que te duele, porque me he encontrado en tu misma jaula. Empatía o algo así. He llegado a creer que estábamos en la misma situación.

Porque he hecho lo mismo que tú. 
Río hasta que me duele la tripa. De felicidad también podemos romper.
Me rompo, en con todos mis sentidos, para un espectador ciego. Nunca había encontrado tanto en mí sin necesitar un espejo. 
Se me va el tiempo. Lloro y vuelvo a tener cinco años. 
Quiero hasta que me duele. Y vuelta al proceso. 
Hago lo mismo que tú. Pero bien. Porque no es contigo y ya no te miro. 
Y tú sigues en la jaula y yo ya me he ido.


No esperes encontrarme si decides salir.
Que te vaya bien.

Grecia, Irene X

Entradas populares