No pienso pedir perdón nunca más por algo que ni siquiera he hecho. Intento ser positiva y ver el lado bueno, enfrentarme a todo yo sola. Soy fuerte, pero también sé que en cualquier momento fallaré. Nadie te recuerda por tus victorias... siempre habrá alguien que se encargará de hundirte por tus errores. Como ya he dicho, soy fuerte, pero algunas personas no lo consideran así. A veces aprovechan cualquier situación para echarme en cara lo inútil, desastre, mala estudiante, imbécil o hipócrita que soy. Todo esto ya lo sé... Estoy harta de que me echen en cara toda la mierda que llevo a mis espaldas, porque ni soy perfecta ni pretendo serlo, pero si se vuelven contra mí en esta batalla, mi fuerza será debilidad.

Entradas populares