Echo de menos a la persona que eras.

Me encantaba hablar con él. Confiar en él y contarle todos mis secretos. Sentirme apoyada y querida por él. Y, sobretodo, protegida. Pero fuimos egoístas con nuestros sentimientos. Nunca le dije lo que pensaba de él... Y ahora me arrepiento.  Nos alejamos hasta tal punto de mirarlo y ni siquiera reconocerlo. ¿Qué le pasó? El tiempo. Las circunstancias y el maldito tiempo hizo que se olvidara de mí. 
A pesar de todo, a día de hoy, lo sigo considerando una persona muy especial en mi vida. Y sé que, si tengo oportunidad que rectificar, pedirle perdón y decirle lo que siento, lo haré. Pero la situación ahora es muy distinta. Él ha conocido el amor...

Entradas populares