-¿Qué pasa? -le pregunté.
-Nada -me contestó.
-¿Por qué me miras así?
Augustus esbozó una media sonrisa.
-Porque eres guapa. Me gusta mirar a las personas guapas, y hace un tiempo decidí no privarme de los sencillos placeres de la vida.


Bajo la misma estrella

Entradas populares