Los pies sobre la tierra, aunque pise barro y mierda.

¿Cuántas veces hemos caído y pensado que nunca volveríamos a levantarnos? ¿Cuántas noches hemos desperdiciado sin dormir por culpa de alguien que ahora importa poco en nuestras vidas? ¿Cuántas veces hemos llorado una pérdida? Muchas. Y esas veces son exactamente las que hemos conseguido levantarnos del suelo y volver a pie. Recuperado el sueño a pesar de que tu mente se volcaba en él. Aprendido a continuar sin ese alguien a pesar de su ida. El tiempo es el mejor curandero para los problemas.

Foto extraída de Nunca Jamás.

Entradas populares