Un niñato diciéndote "te quiero", un cigarro apagado dentro de un cenicero.

(Des)ilusionarme, lo mejor que pudiste hacer.



Esta vez es el orgullo el que me traga a mí y no pienso luchar contra él. Y es lo que me dice que me merezco algo mejor. 

Entradas populares