Vive.

Nunca deberías dejar de luchar por tus sueños. Tampoco se puede vivir siempre de ilusiones. En el camino hacia tu meta puede que te estés perdiendo cosas maravillosas y no sepas apreciarlas. Disfruta el momento, porque el camino hacia los sueños no es fácil... aunque nadie dijo que no fuera divertido.


Entradas populares