Porque a pesar de todo somos casualidad y todo vale lo que puedas pagar.


Casualidades, en eso se basa nuestro día a día, en pura casualidad. Nadie sabe lo que le espera en el futuro, ni si le irá bien o mal en la vida. Por eso cada día es una nueva aventura que te puede llegar a sorprender.

Entradas populares