Vas a tener que escuchar a tu corazón.

Así es, de eso se trata la vida, de escuchar al corazón, de dejar de atender a las voces que vienen desde las ventanas y que dicen cosas que quizá ni siquiera son para nosotros.

Entradas populares