Un mal sueño, será que fue inventado todo con palabras.

Ya no es como antes. Sólo al escuchar tu nombre sonreía, al pensar en ti se me iluminaba la cara. Me mirabas y el corazón se me aceleraba. Me hablabas y sentía mil cosas a la vez. Quería decirte todo lo que me gustabas. Me encantabas. Estaba enamorada de ti. ¿Pero por qué volver al pasado? La realidad es que tú nunca sentiste nada por mí. No me veías como algo más que una amiga. Quizá alguna vez si que lo has pensado pero, ¿de qué sirve ahora? Nunca me has demostrado nada. Ni siquiera interés. ¿Pensarías que después de diez años cambiaría la cosa? Te equivocas. Ahora ya no siento nada por ti, ni siquiera me importas. Pero ahora vuelvo a recordarte, apareces en mis sueños... Al fin y al cabo, la culpa la tengo yo. Nunca me olvidaré de ti, imbécil.

Entradas populares