Intenciones

Para saber que los domingos las hay que prefieren las resacas en bragas y abrazadas a un futuro incierto te tengo que destrozar un poco.

Con la llamada de quien sabe que la definición de orgullo no cabe en echar de menos pretendo arrancarte una sonrisa por si todavía creemos en las promesas, por si todavía te niego, corazón.

Te voy a escribir una carta para explicar que el destino no es más que una serie de coincidencias intencionadas. 
He empezado a conocerte más 
cuando comenzaste a echar de menos 
aquello que nunca conociste.

Te voy a romper la rutina
con labios de menta y cerveza fría
mientras el viento se lleva los prejuicios
empujándome suavemente hacia tus pies,
cuando lea el mar en el brillo de tus ojos.

Te voy a declarar la guerra 
como forma sutil de hacernos pedazos
los cuerpos, las verdades y
por fin
los deseos.

Me voy a dormir
con la ilusión de quien cree haber visto la magia dentro de tus ojos
y decide creérsela.

Entradas populares